e-Estonia o Digitalandia

El futuro se inventó en este país post-soviético


Showroom de e-Estonia dirigido a empresarios, políticos y medios comunicacionales.


Dentro de la e-ambulancia las señales del señor Kaspar (presión, pulso, etc) se veían en una pantalla que a su vez se conectaba con una computadora del hospital donde en breve lo recibirían. El software de la e-ambulancia lee el carnet de identidad de Kaspar y se entera de sus alergias, qué doctores había visitado y qué había padecido. Si los paramédicos le daban una droga que no era compatible con su historial médico, el software respondería con una tarjeta roja. El paciente aún no había llegado al hospital y ya el equipo médico sabía de antemano cómo tratar el caso. El papeleo para registrar al paciente era cosa del pasado; toda la información está contenida en su carnet de identidad.

En sus días en el hospital, Kaspar se conecta al colegio de su hija, revisa sus notas, tareas para la casa y futuros exámenes. Las elecciones presidenciales serían pronto y Kaspar aún no ha decidido por quién votar. Votaría en el hospital, desde su computadora.


Historias similares a las de Kaspar ocurren en Estonia, el frío país báltico (frontera con Rusia y Finlandia) considerado el primer e-gobierno del mundo, como se explica en la página oficial de e-Estonia.


Showroom de e-Estonia. Más info aquí.



Burro-cracia ¿Hasta cuándo?


¿Cuántas veces hemos tenido que llenar la misma planilla con nuestros datos personales? Largas colas para responder formularios, muchos árboles talados convertidos en papeles, todo esto y mucho más puede evitarse si tuviéramos un carnet de identidad que con un simple beep reconociera nuestros datos personales.



Mientras tanto, en Estonia,

donde el internet es un derecho humano básico...


... el 99% de los servicios públicos pueden utilizarse usando internet. Con el carnet de identidad puedes acceder a más de 4 mil servicios. Uno de los fundadores de e-Estonia, Taavi Kotka, dijo en una entrevista para The Newyorker: "Si todo es digital e independiente de donde te encuentres, podrías tener un país sin fronteras". Las ganas de tener una nación digitalizada llevó al gobierno estonio a ofrecer desde el 2014 la e-residencia.



Volverse residente de Estonia sin haber visitado nunca el país


Siendo de los países de de más rápido crecimiento económico en Europa, el país báltico cuenta con apenas 1,3 millón de habitantes. Los países son como empresas, necesitan personas que lo ejecuten; es un problema que la población esté en descenso desde 1990. Los estonios reconocen que ni el clima ni el idioma son atractivos para el resto del mundo. Entonces ¿cómo aumentar la población? Por otra parte ¿de qué vale tener la mejor burocracia del mundo, con muchas facilidades para la creación de nuevos negocios, si no existen personas que utilicen estos beneficios?


La solución al descenso poblacional no estaba para Taavi Kotka en incentivar a los estonios a tener más hijos, sino en cambiar el concepto que tenemos de población. Así surgió la e-residencia que te permite fundar un negocio y tener facilidades burocráticas sin tener que vivir en Estonia. El gobierno lo considera "su regalo al mundo".



Que no cunda el pánico: La data no está centralizada


La información contenida en el carnet de identidad estonio no puede ser leída completamente por ninguna institución. Tu dentista solo puede leer la información sobre tus dientes, no sobre tus taxes o tu cuenta bancaria. El sistema de blockchain llamado X-Road interconecta todos los servicios, mas no los mezcla. Cada vez que alguien revisa algún dato, esa lectura queda grabada en el sistema. Es seguro y transparente.


Personalmente me tomó alrededor de dos años entender el concepto de blockchain. Si aún no estás familiarizado, te invito a que inviertas un tiempo en entenderlo. La tecnología del blockchain representa la esperanza de modernizar países retrógrados o sucumbidos en la corrupción, como mi país de origen Venezuela. Solo hará falta gobiernos de relevo que estén dispuestos a llevarlo a cabo.