El Show Happy

Autoayuda sin cursilería alguna: Un viaje al interior de si mismo


Imagen: Infografía sobre las etapas de la vida y los distintos estilos de vivirla, parte de The Happy Show



Imaginemos un puñado de frases sueltas que nos podrían ayudar a mejorar nuestro sentido común o atajar instantes de felicidad, por ejemplo:


Todo el mundo piensa que está en lo correcto

Quejarse es tonto, actúa u olvida

Siente a otros sentir


¿Qué tal si estos y muchos otros aforismos de inspiración instantánea se transforman en una exhibición? Colores, formas e historias en cada una de estas y otras frases son manifiestas en The Happy Show, una investigación sobre la felicidad que le tardó 10 años a Stefan Sagmeister plasmar. Sagmeister es un diseñador gráfico vienés que vive en NYC, donde tiene un estudio con su partner in crime Jessica Walsh.


Siempre hay algo especial cuando un autor exhibe su obra en su ciudad natal. En Viena se está gestando un cambio a partir de la década de los noventa, cambio que también se expresa en la obra altamente emocional de Sagmeister. Viena fue muy moderna durante la modernidad; pero las dos guerras mundiales la obligaron a apagar la luz y acostarse a dormir. Sagmeister es parte del actual despertar. La entrada al Museum Angewandte Kunst (M.A.K.) es gratis todos los martes de 6 a10 pm, por eso tuve chance de visitar la expo cuatro veces. ¿El resultado? Nunca me aburrí ni tampoco bajaron los estándares de inspiración; de hecho cada vez me fascinaba más. The Happy Show me brindó ese sentimiento tan apetecible de belonging. Yo soy de esos a quienes la exposición penetró todos los sentidos.


Imágenes: Muñecos gigantes a la entrada de The Happy Show


Leer y jugar


Esta exposición no es solo para mirar, sino para mirar-leer-y-jugar. Como todo juego, tiene sus reglas, una de ellas es dejarte caer en la retrospectiva personal. Cualquier espacio del museo puede servir como lienzo (sin entorpecer su valuarte histórico).


Imágenes: 1) Now is better, en referencia a un video proyectado en la planta baja del MAK. 2) Pasadizo hacia otra área de la exhibición.


Existe una máquina con un botón, el cual te arroja una tarjeta luego que lo aprietas. Las tarjetas te indican realizar una actividad en el museo, como comenzar a bailar, aplaudir o gritar ¡ungüento!


En el primer piso hay un tubo que te invita a lanzar una moneda. La moneda seguirá el curso de un tubo y llegará a la planta baja, donde un desconocido podrá tomar tu dinero. En otra sala encuentras una mesa para escribir mensajes que van a parar a una cajita. Quizá el autor los lea.


Imágenes: 1) Tarjetas indicándote realizar una actividad en el museo, 2) Mesa para pintar y enviar mensajes al autor, 3) Máquina para elegir un chicle de acuerdo a tu nivel de felicidad (uno al diez), 4) Máquina para enviar monedas a la planta baja de la exhibición


Leer es participar


La idea central de esta expo es clara: que participes, que te integres al espacio que el autor diseñó para ti. Todo está planeado para hacerte sentir tan cómodo como cuando lees un libro en la intimidad de tu hogar. El autor va introduciéndose a su mundo a través de imágenes y la cálida voz de su ortografía. A continuación, tomo el folleto en inglés-alemán que acompaña la expo. Elijo al azar un fragmento y lo traduzco al español.


___________________________________________________________________________________

De hecho, hacer las cosas que me he propuesto hacer

eleva mi nivel de satisfacción

(2012)

Cada vez que pienso "debería hacer esto" o "debería tratar de hacer aquello" y después no lo sigo ni lo hago, la acción incompleta crea un tedio persistente y para más colmo un espacio vacío en mi mente. También pierdo el sentimiento de satisfacción que viene cuando completas un proyecto.

___________________________________________________________________________________



Imagen: Please. Video de una anciana que aparecía al lado de unas letras que se activaban al pedalear una bicicleta


¿Soy feliz?


Preguntarse si somos felices nos lleva a revisar la hoja de vida, esa que te define en torno a tu trabajo, dinero, pareja, hijos, amigos, hobbies, etc. La magia del autor convierte esa planilla aburrida en un viaje emocional, el cual ocurre entre sombras y los colores negro, amarillo y blanco. Un tip que consideré importante fue incluir "actualizarse" como parte esencial de la felicidad.


Imágenes: Reflexiones del autor en torno a la felicidad en distintos formatos


En caso que no te guste nada de nada la exhibición, al menos tendrás chance de probar unos deliciosos caramelos de jengibre, los favoritos de Stefan (nombre que en Austria es tan común como José).