Cómo armar tremendo bonche de boda y no arruinarte en el intento

Imagen: Beso apasionado en el medio de un juego

De cuando haces una boda flash y estás a cargo de todos los detalles logísticos. Sí. Sí se puede.

El vestido

Es algo que te vas a poner una sola vez en la vida. Puedes comprarte una tela (una tienda o internet); así tendrás más variedad para elegir. Luego puedes revisar las revistas de heute couture como Vogue en internet y pedirle a una doñita costurera que cosa el vestido como quieras.

Las tarjetas

Mi novio es holandés y el 80% de mis amigos en Holanda son holandeses. Esta era quizá la única oportunidad para reunir a amigos venezolanos regados por Europa. Por ello le mandé tarjetas a mis amistades y también a mucha gente que sabía de antemano que no vendrían. En esta categoría incluyo gente querida y otra con la cual solo quería ser simpática y contarle una novedad de mi vida. No esperé que vinieran y no lo hicieron. Siempre es agradable recibir una postal/invitación en tu correo.

Logística para los invitados

Puedes casarte en el medio del campo. Ahora bien ¿Cómo van a llegar e irse los invitados? ¿Dónde van a dormir?

Decidimos casarnos en Amsterdam porque: a) Nuestra vida social está allí. b) Nuestros amigos amsterdamers podían darnos como regalo de boda el alojar a algún pana que venía de otro país (conveniente para romper el hielo y ayudar a los amigos con los costosos precios holandeses). c) Había manera de llegar y salir del local usando transporte público a cualquier hora.

El local

Marcará el estilo de la boda. Amsterdam es carísimo. Gracias a que pertenecemos a una asociación llamada Konijn que organiza eventos culturales, pudimos hacer contacto con un sitio enorme -cuya función principal es ser un jardín- a un precio muy económico (menos de 500 euros).

Imágenes: El local e invitados (descripción en cada foto)

¿Qué beneficio nos trajo? Más independencia, traducida en: - Pudimos hacer la logística de la comida y la decoración por nuestra cuenta.

- Pudimos usar la cocina a nuestro antojo, algo muy positivo si tu madrina decide liderar "el team tequeño" y hornear tequeños a media noche mientras la gente baila borracha (incluyéndola a ella y todo su fantástico team).

- Había demasiado espacio. Podías jugar a perderte en el laberinto y volver. No hacía falta preocuparse de si invitaste a muchas o pocas personas.

- El sitio tenía una tuba de agua caliente, una experiencia religiosa en medio del frío nocturno.

- Compramos una carpa para expandir el área techada al aire libre.

- Alquilamos sillas y mesas para el área externa.

- Dos personas del local nos dieron una mano con el buffet y la limpieza.

Concepto: Boda ¿intercultural, religiosa, de día, etc?

Definir el estilo de la boda no se trata nada más de pensar en si quieres que la gente use traje largo o cortos y coloridos, sino pensar cómo harás para que las personas interactúen y se diviertan, y sobre todo, cómo tú y tu pareja se divertirán.

Facts: 1) Nosotros no tenemos religión, por lo cual había que inventar una ceremonia. 2) No pertenecemos a la misma cultura.

Solución: Decidimos hacer una pequeña obra de teatro, cantando "La Pulga y el Piojo". Dimos textos en español para crear un alboroto y hacer que todos los holandeses se aprendieran el coro. Wout tocaría el cuatro y demostraría públicamente lo preparado que estaba para casarse con una venezolana.

Fact: Las personas no se conocían entre si. Sí habían grupos: personas de la USB, miembros de Konijn, familia y amigos del colegio de Wout, plus amistades aisladas. ¿Cómo hacer para que las personas interactuaran entre si? Solución: Wout diseñó tres juegos donde tenías que interactuar con extraños. Los juegos son parte de la cultura holandesa. Fue agradable que muchos amigos reaccionaron ante tal petición y estuvieron dispuestos a mezclarse.

El ganador del juego sería el maestro de ceremonia, quien debería portar un traje y sacar un discurso de una botella cerrada (con cera de vela). Luego leería el discurso, nos haría preguntas y escucharía nuestros votos de compromiso (además de llorar y ser excelente orador).

Imágenes: Juegos y ceremonia (descripción en cada foto)

La comida: El gasto mayor

Nosotros preparamos comida para 150 personas, aunque solo vinieron 120. ¿Cómo ahorrar dinero?

* Si tú diseñas el catering, encargándote de comprar y armar los pasapalos, alcohol y tortas

* Si lo haces estilo buffet o self service

* Gracias al flexible local que alquilamos, le pagamos a dos personas para que prepararan el buffet en la mesa y luego recojieran los platos sucios

Nosotros alquilamos una van y con la ayuda de amigos organizamos lo siguiente:

- Pasapalos. Hicimos una mesa de quesos, distintos dips y pan rebanado o tostadas. Además pusimos uvas, mandarinas, aceitunas, pistachos, etc.

- Alcohol y hielo. Es pesado. Mejor llévate 2 muchachones en la van.

- Postres. Te ahorras como 100 euros si los haces tú; no vale la pena. Mejor comprar las tortas en una tienda especial y pide descuento (porque son varias, una era gluten free). En nuestro caso el envío al evento el mismo día estaba incluído.

- La ensalada. Una ensalada puede sobrevivir uno o dos días. Puedes hacer una reunión la noche anterior, tomarte unas birras, echar cuentos mientras van cortando entre todos los ingredientes. Todo el proceso dura menos de 2 horas.

- Vegetales y papas. Compras las papas ya cortadas y algunos vegetales grandes como pimentón, berenjenas. Se cortaron, se metieron al horno y voilá.

- La mamá de Wout. La mamá de Wout se comprometió con una lasaña para 50 personas. Tremendo regalo de bodas.

- El plato principal. Qué miedo; yo soy vegetariana y no sabíamos por qué decidirnos. Compramos 5 tipos de lujosas salsas para pastas en una tienda tralalá de catering y dos personas se encargarían de cocinar la pasta en el momento, calentar las salsas y servir todo el buffet.

- La vajilla. Usamos platos de colores, de plástico y reutilizables. Salía más barato y ecológico que alquilar los platos, aunque tampoco es mala idea. Los vasos y copas sí los alquilamos.

* Aunque el plan inicial era pedirle a las personas que cocinaran para nosotros, esto traería muchas complicaciones y obligaría a los amsterdamers a encargarse de todo. Quizá puedas usar esta técnica en tu caso. Algunos panas que viven en Holanda nos trajeron el toque venezolano regalándonos cachapitas, un dulce de leche y la bellísima madrina con su "team tequeño".

La decoración: Una manera de generar temas de conversación

Organizar una selección de fotos que combine tu cultura con la de tu pareja, imprimirlas y montarlas en las paredes en un formato sencillo es algo fácil de hacer. En nuestro caso:

- Imprimimos los venezuelan sayings de Daisy Patton en unos cartoncitos y los pusimos en las mesas para que la gente hablara de eso mientras comía.

- Existen muchísimos detalles como maracas, trompos, perinolas, que puedes usar a tu favor. Yo hice un collage de fotos de El Avila que abarcó una pared y abajo decía "Caracas".

- Imprimimos fotos holandesas antiguas y les colocamos globitos con refranes divertidos.

- Existen miles de páginas webs con tips fáciles de decoración para hacer de tu fiesta algo original.

Imagen: Diversos objetos colgantes con motivos típicos holandeses plus venezolanos enflusados (viviendo en Bonn, Berlín y Aachen). Al fondo, holandeses de Haarlem.

La música: Una forma de conexión

Una banda de afrobeat resolvió el problema multicultural. Siempre es bueno poner a alguien de tu familia a cantar o hacer un performance. Las bodas siempre tienen ese toque loco.

Tus amigos + tus amigos artistas

Tus amigos pueden ayudarte con la decoración, las tarjetas, ser djs, ser fotógrafos, hacer algún performance, hacerte el vestido y hasta ser parte del catering. Esto ayuda si te casas en un lugar de difícil acceso o algunos amigos que quieres ver no tienen el dinero para participar (y necesitan el dinero) o simple y llanamente tienes amigos freelance. Si la fiesta es intercultural es fundamental tener djs de ambas culturas y tocarle el corazón a todos.

En fin,

buena suerte y al final la convivencia es la mejor de las fiestas.

Imágenes: La hora loca

¡Gracias a todos los que vinieron y nos hicieron felices!